Irene Onate

Antena para detectar interferencias de frecuencias muy bajas

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Antena para detectar interferencias de frecuencias muy bajas

Mediante una nueva antena, adecuada para frecuencias muy bajas, Narda Safety Test Solutions ha ampliado el ámbito de aplicación de su conocido analizador de interferencias y direcciones. La antena es idónea para detectar las interferencias producidas por fuentes de alimentación conmutadas o sistemas de transmisión de datos a través de las líneas de energía eléctrica.

La nueva antena de bucle para el analizador de interferencias y direcciones IDA-3106 cubre un extenso rango de frecuencias, desde 9 kHz hasta 30 MHz. El factor de antena es de 47.5 dB(1/m) a 1 MHz, lo que implica una sensibilidad muy elevada, característica que hace que la antena sea especialmente apropiada tanto para analizar los efectos de fuentes de alimentación conmutadas mal apantalladas o mandos eléctricos que generan campos interferentes, como para identificar interferencias ocasionadas por transmisiones de datos por la red eléctrica (PLC) o para demostrar las interferencias con otras señales en el rango de frecuencias muy bajas (VLF), utilizando, por ejemplo, la señal horaria de la estación DCF77.

Junto con la nueva antena, proporciona también una empuñadura mejorada, con un preamplificador integrado que cubre el rango de frecuencias ampliado y aumenta 20 dB la sensibilidad en caso necesario.

Gracias a las nuevas antenas, el analizador cubre ahora el rango completo de frecuencias, desde 9 kHz hasta 6 GHz sin interrupción.

Este ha sido diseñado especialmente para identificar y localizar fuentes de señales electromagnéticas, sobre todo en aplicaciones de telecomunicación y seguridad. En las comunicaciones, el objetivo es encontrar y eliminar las interferencias, procedan de donde procedan. En las aplicaciones de seguridad, el equipo permite localizar las fuentes desconocidas e identificar peligros potenciales y determina automáticamente la dirección de procedencia, mediante un barrido horizontal, y muestra el ángulo relativo en un diagrama polar.

Realizando varias medidas, puede calcular y mostrar automáticamente la posición exacta de la fuente interferente. Si se instala un mapa electrónico, por ejemplo, muestra en el mapa el lugar de donde procede la radiación, igual que se vería en un sistema de navegación. El IDA proporciona un plano editable del lugar, facilitando la localización de la fuente interferente situada en el interior de un edificio, por ejemplo, en una sala de conferencias.

La unidad básica IDA-3106 es un equipo pequeño y ligero, ideal para trabajos in situ, pesa menos de 3 kg, incluyendo la batería. La antena y la empuñadura, que se alimentan a través de la unidad básica, pesan menos de 1 kg. La batería recargable puede cambiarse en cualquier lugar, sin necesidad de interrumpir las operaciones.

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor