Inicio Medidores de campo Medidores de campo

Medidores de campo

113
0
Compartir

Medidores de campo

Narda Safety Test Solutions ha presentado dos nuevos equipos capaces de medir las radiaciones generadas en entornos industriales. Estos instrumentos miden la intensidad de los campos eléctricos y magnéticos, a fin de determinar el grado de exposición a las radiaciones electro­ magnéticas y verificar el cumplimiento de las normativas de seguridad personal.

Los medidores industriales Narda NIM-511 y NIM-513 son sistemas de medida portátiles, formados por una unidad básica y una sonda equipada con sensores de campo eléctrico y de campo magnético. Constituyen una solución económica, idónea para comprobar si las plantas industriales cumplen las normas y los límites tolerables de radiaciones electromagnéticas.

Los sensores del NIM-511 cubren el rango de frecuencias comprendido entre 300 kHz y 100 MHz. Están balanceados durante la calibración a la frecuencia ISM 13.56 MHz utilizada, por ejemplo, en los procesos de fabricación de semiconductores.

Los sensores del NIM-513 cubren el rango comprendido entre 10 MHz y 42 MHz. Están balanceados durante la calibración a la frecuencia ISM 27.12 MHz, la frecuencia empleada más a menudo en los equipos de soldadura térmica y en los hornos de inducción.

Además de completos, los medidores son compactos, pesan tan sólo 600 gramos, y su manejo es sencillo. Dado que las sondas miden simultáneamente los campos eléctrico y magnético, no hace falta cambiar de sondas, lo que ahorra mucho tiempo en las medidas. La selección automática del rango de medida, el ajuste automático de cero, la nítida presentación del modo de operación y las lecturas digitales garantizan la fiabilidad de los resultados y, prácticamente, eliminan los errores de medida.

La mayor parte de los equipos industriales de alta potencia utilizan frecuencias reservadas para usos industriales, científicos y médicos (ISM). En particular, las frecuencias 27.12 MHz y 13.56 MHz son muy comunes. Las radiaciones de alta frecuencia pueden causar un aumento de la temperatura del cuerpo humano, hasta el punto de que no pueda controlarse eficazmente. Por esta razón, la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP) ha establecido los límites de exposición tolerables, que se han incorporado a las normativas y reglamentos de seguridad de muchos países. Para verificar el cumplimiento de estas normas, es preciso medir las componentes de campo eléctrico y campo magnético para frecuencias por debajo de 300 MHz. El operador de la planta industrial es quien tiene demostrar el cumplimiento de la norma.

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor