Inicio Artículos de fondo Principales tendencias e instrumentos para la innovación con tecnologías limpias

Principales tendencias e instrumentos para la innovación con tecnologías limpias

5873
0

Mark Bakker, ingeniero de aplicaciones de campo en Fluke nos explica cómo empresas de diversos sectores pueden convertirse en líderes mundiales en el impulso hacia las cero emisiones netas, aprovechando para ello los mejores instrumentos del mercado con el fin de comprobar y medir la eficiencia energética y permitir el funcionamiento de las tecnologías limpias.

Tecnologías limpias, ecológicas y verdes son los términos empleados para describir este movimiento, pero su objetivo es el mismo: desarrollar tecnologías que minimicen el nivel de daño medioambiental causado por los productos y las industrias existentes. La meta de adoptar un enfoque basado en tecnologías limpias consiste en eliminar las prácticas que generan desperdicio y afectan a los recursos naturales y al medio ambiente en el mundo. La transformación es la clave para garantizar la viabilidad de la gestión y los usos de estos valiosos recursos.

En la actualidad, las tecnologías limpias están impulsando la innovación en las áreas críticas de la generación de electricidad por medio de energías renovables, mejorar la eficiencia energética de los edificios y garantizar la comprobación efectiva de la infraestructura para potenciar el floreciente mercado de los vehículos eléctricos (VE).

Energías renovables y transición energética

La tendencia hacia las energías renovables, incluidas la solar fotovoltaica, la eólica y la mareomotriz, no solo viene impulsada por la necesidad de minimizar la dependencia social de las fuentes de energía que dañan el planeta. También es importante porque cada vez es más evidente que las redes y centrales eléctricas existentes en el mundo son incapaces de satisfacer las necesidades de energía eléctrica de las comunidades. Dado que estas comunidades siguen creciendo, ninguna fuente de energía podrá resolver el problema.

FEV300

El mundo está abandonando el concepto de generación central de electricidad por parte de las grandes centrales eléctricas para pasar a un concepto de generación eléctrica más distribuida que se basa en fuentes de energías renovables que realizan una aportación adicional para distribuirla a través de una red. La solución consiste en sistemas eléctricos híbridos, también conocidos como microrredes, que reúnen varias fuentes (fotovoltaica, eólica, baterías y generadores) para suministrar energía eléctrica de forma no intermitente. Estas microrredes están bien reguladas para una conversión óptima que cubra las necesidades de carga en entornos residenciales, comerciales e industriales.

Sin embargo, al cambiar el tipo de cargas conectadas a una red de distribución pública o a una infraestructura eléctrica interna de una instalación, casa o edificio comercial puede producirse una contaminación armónica. Hay varias maneras de combatir los armónicos en una red de distribución eléctrica mediante el uso de transformadores y filtros de armónicos.

En las instalaciones solares de las compañías eléctricas, varios avances nuevos impulsarán la innovación en el sector de las energías renovables, como los sistemas de almacenamiento de baterías y de seguimiento de la energía solar de corriente continua (CC) acoplados a CC, la inspección mediante infrarrojos con drones de las matrices fotovoltaicas y los pequeños inversores centrales. Todavía pueden surgir nuevos problemas relacionados con la calidad eléctrica, ya que el proceso de conexión de las nuevas fuentes de energías renovables y las cargas de ahorro energético a una red cambian con el tiempo. Para hacer un seguimiento de estos cambios y abordar los problemas asociados es fundamental realizar comprobaciones periódicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.