Inicio HBM Soluciones de medida con galgas extensométricas

Soluciones de medida con galgas extensométricas

115
0
Compartir

Soluciones de medida con galgas extensométricas

Atravesar África y Europa en coche y en menos de diez días: este es el objetivo que persigue Rainer Zietlow y su equipo en el intento de récord mundial Cape-to-Cape 2.0 (de Cabo a Cabo), una ruta de más de 17.000 kilómetros desde el cabo de las Agujas en Sudáfrica hasta el cabo Norte en Noruega y que atraviesa 21 países.

HBM, fabricante de equipos y componentes para la medida de magnitudes mecánicas y pesaje, estará presente a bordo del Volkswagen Touareg Cape-to-Cape con sus soluciones de medida en forma de galgas extensométricas y un registrador de datos SomatXR.

El diseño robusto del registrador SomatXR resulta ideal para hacer frente a las exigencias del desafío Cape-to-Cape 2.0, ya que permite la adquisición de datos bajo condiciones extremas (temperaturas muy bajas o muy altas, golpes y vibraciones). Y, gracias a su caja estanca, también puede resistir la presencia de polvo del desierto, humedad y otros factores adversos externos.

El SomatXR registrará tanto la información relativa a la temperatura y la aceleración como los datos de las diferentes galgas extensométricas montadas en varios puntos del eje y de las ruedas del Volkswagen Touareg.

Dichas soluciones de medida con galgas extensométricas de HBM garantizan a los técnicos del equipo Cape-to-Cape el acceso en todo momento a los datos sobre el desgaste y la solicitación del material de los componentes críticos.

Soluciones de medida con galgas extensométricas en el Cape-to-Cape 2.0

El nuevo intento de batir la marca mundial comienza el próximo 11 de septiembre en el cabo de las Agujas en Sudáfrica. Desde allí, el viaje continuará a través de varios países africanos hasta llegar a Egipto, donde el vehículo será transportado en avión a Turquía. El objetivo es alcanzar el cabo Norte en Noruega el 21 de septiembre.

Ya el año pasado, el equipo de Zietlow recorrió la misma ruta en dirección opuesta, es decir de norte a sur, y tardó veintiún días de cabo a cabo, debido a una larga parada para reparar el coche después de un accidente. Ahora se pretende batir este récord en un nuevo intento denominado “Cape-to-Cape 2.0”.

El desafío Cape-to-Cape también tiene su parte solidaria: por cada kilómetro recorrido se destinarán 10 céntimos de euro a una Aldea Infantil SOS en Tanzania.

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor