Inicio Artículos de fondo Una guía sencilla para la especificación de multímetros

Una guía sencilla para la especificación de multímetros

5779
0

Los multímetros son un instrumento esencial en la mesa de trabajo de cualquier ingeniero electrónico. Estos instrumentos se pueden utilizar para medir una serie de parámetros eléctricos esenciales (tensión, corriente, resistencia, etc.), y han demostrado ser extremadamente útiles cuando se trata de resolver problemas. Con el tiempo, estas unidades se han vuelto más complejas y potentes, al incorporar un mayor abanico de funciones. Ahora, también se pueden utilizar para medir la capacitancia, la frecuencia, la temperatura y magnitudes similares.

El precio asociado a los modelos multimedia puede variar, y dependerá de la variedad de características incluidas y los niveles de precisión ofrecidos. Naturalmente, en el mercado existen tanto versiones analógicas como digitales. Debido a su rentabilidad, durabilidad y alto grado de precisión, los multímetros digitales han adquirido gran popularidad. Sin embargo, para determinados casos de uso (como al comprobar un valor que varía rápidamente), se suelen preferir los multímetros analógicos frente a los digitales.

Hoy en día, gracias a la digitalización y la implementación de tecnología sofisticada, los multímetros inteligentes pueden almacenar o gestionar datos en la nube mediante interacciones con equipos inalámbricos. Por ejemplo, uno de los productos que ofrece esta característica es el multímetro DM285 con pantalla TFT de 2,8 pulgadas para imágenes industriales de FLIR Systems. Este dispositivo incorpora conectividad Bluetooth y, por lo tanto, permite una transferencia de datos inalámbrica mediante interacción con la aplicación para móvil FLIR Tools (disponible en versiones para Android e iOS).

Una guía sencilla para la especificación de multímetros

La evolución tecnológica de los multímetros se refleja en el hecho de que, antes, la calibración de las unidades digitales requería numerosas adaptaciones internas (tales como limar o soldar la resistencia en derivación con rango de alta corriente para ajustar su valor), mientras que ahora dichas adaptaciones ya no son necesarias, puesto que se realizan simplemente con el software de calibración almacenado en el sistema del microprocesador. Este proceso no solo reduce el tiempo y el coste de la calibración, sino que aumenta además considerablemente la precisión.

Evidentemente, un buen multímetro debe ser capaz de procesar un amplio rango de tensiones, que abarque tanto medidas de señales de tensión de CA y CC como en ohmios. Sin embargo, existen muchos otros parámetros para tener en cuenta a la hora de elegir la opción más adecuada para las necesidades planteadas. Antes de decidir en cuál invertir, es conveniente saber exactamente lo que se busca. Así pues, profundicemos más en ello y analicemos los principales aspectos a considerar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.